La acción hace que las cosas sucedan

¡Cuando dices algo y no lo haces, no estás diciendo nada!

Pretender, afirmar, prometer o repetir que se va a hacer algo y no realizarlo, no solamente desmerita tu persona como ser humano, sino que te haces daño, te deja un profundo temor de ti mismo, tal que no puedes confiar en lo que sale de tu boca y tu autoestima se baja, ¿qué mal verdad?

Piensa en algo que dijiste que harías y no lo has traído al mundo real, tal vez porque se te olvido o lo dejaste a un lado o simplemente es un sueño algo difícil de alcanzar.

Todo en la vida es posible, solo debes decidirte a hacerlo y hacerlo.

A veces queremos crear algo, pero no sabemos cómo empezar, pensamos, pensamos y pensamos cómo hacerlo, es difícil aterrizar una idea gigante que no es tangible.

Te ayudaré un poco a hacerla realidad…

  • Empieza escribiendo tu meta en un papel, en un tablero, en la pared, en el piso, donde sea, pero escríbela, que la veas, para que no te desvíes de ese punto de referencia, previniendo así que pierdas tiempo y energía.
  • Define términos, cuánto tiempo le dedicaras, en qué espacios la desarrollaras, con quienes te asociaras para empezar a trabajar.
  • Detente un momento y reflexiona si realmente quieres cumplir esa meta o desecharla por completo, seguramente la meta no está alineada a tus sueños y deseos de vida, podrías empezar y no estar lo suficientemente motivado para hacerla, entonces no serias tan feliz trabajando en ella, recuerda que las metas deben ser algo que tu quieres hacer por ti y no por alguien más.
  • Considera los motivos para hacer realidad tu meta, ¿por qué quieres hacerlo? Si el motivo no es correcto, puedes tener problemas para lograr la meta o sentirte insatisfecho por ella.
  • Luego divídela en partes pequeñas llamadas objetivos de acuerdo con el impacto y consecución, de forma que al hacer cada una vallan completando el objetivo macro llamado meta, y que unidos todos te llevaran al final, puntos que iras aprobando a medida que lo iras ejecutando.
  • Evalúa tu progreso, mide todo el tiempo, ojalá deja escrito cada paso para cuando te desanimes, veas todo lo que has avanzado y puedas seguir sin problema.
  • Retroalimenta y aprende de los pasos que ya diste, de acuerdo con la meta que tienes proyectada, para que en adelante des los pasos mejor y te acerquen al objetivo final.

Suena fácil, y realmente lo es, si empiezas por dar pequeños pasos, llegaras a la meta.

Hay evidencia probada de que escribir tus metas aumenta la probabilidad de alcanzarlas.

La acción hará que las cosas sucedan, eso te dará autoconocimiento, confianza en ti mismo, seguridad, honestidad y perseverancia.

¡Deja tu comentario abajo y empieza a tomar acción!

Te deseo todo lo mejor

• SERGIOxelmundo •

Tus comentarios son muy importantes